Buenos Aires.- Luego de un inicio de año con tendencia negativa, los chilenos volvieron a elegir a la Ciudad de Buenos Aires como destino de vacaciones. En agosto y septiembre, últimos registros, llegaron 39.500 turistas trasandinos, que representan un incremento del 20% en comparación a los mismos meses de 2017. De esta manera, el acumulado (enero-septiembre) ya es de +4,2%.

La mejora en el octavo y el noveno mes tiene como motivo principal el nuevo tipo de cambio que transformó a la Ciudad en un destino más accesible. Según el ranking Mercer, cayó 27 posiciones y se ubicó en el 86° puesto de las ciudades más caras del mundo.

Los chilenos tienen una estadía media de 5,5 noches en Buenos Aires, el 46% viaja por vacaciones, realizan actividades culturales y en su mayoría eligen hoteles de 4 y 5 estrellas como alojamiento (45%). En los primeros nueve meses del año generaron ingresos a la Ciudad por US$ 84,2 millones.

La tendencia alcista continuaría para lo que resta del año y durante 2019. Uno de los motores principales será el inicio de operaciones de la empresa de vuelos low cost, Jet Smart. La ruta Santiago-Buenos Aires, que inicia operaciones el 27 de diciembre, tendrá nueve frecuencias semanales que incorporan 1.674 nuevos asientos en forma anualizada.

«Chile históricamente es uno de nuestros principales mercados emisivos y la reactivación es una excelente noticia para Buenos Aires. Llevamos dos años dando a conocer el atractivo del destino con nuestra gastronomía, nuestra cultura y la constante renovación de la ciudad para amplificar el efecto positivo de los turistas», dijo Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo porteño.

En los primeros nueve meses del año arribaron por Ezeiza y Aeroparque 1.432.902 turistas internacionales, un 4,4% más que durante el mismo período de 2017. El 9,8% del total fueron turistas chilenos.

Apuesta por el turismo de cabotaje

La Ciudad de Buenos Aires también busca incrementar el turismo nacional: desde diciembre de 2016 lleva un aumento de 1.600.000 asientos en forma anualizada. Se destaca la apuesta de Norwegian, que ya tiene vuelos desde Córdoba y Mendoza, en noviembre se sumó desde Neuquén e Iguazú, en diciembre inaugura vuelos directos desde Bariloche y en enero desde Salta. A su vez, Avianca comenzará a volar a Santiago del Estero a partir del 12 de diciembre. En total, serán 200.000 asientos por año.